Un camino inolvidable

foto por RichardLowkes

Esta es la nota que le escribí a las personas que se unieron conmigo
en la lectura de la Biblia en 90 días

____________________________________________________________

Una pequeña nota…

Les quiero dar las gracias por apuntarse en este gran reto, porque ha sido de mucho ánimo para mí. ¡Gracias!
Tambien les quiero compartir lo que leí el lunes cuando venía en el avión de regreso a casa, de un libro de Elizabeth George “Following God with all your heart”, y en los primeros capítulos ella toca el tema de la importancia de “leer, meditar y obedecer Su Palabra” (¡muy oportuna!). Lo que me llamó mucho la atención fueron dos ejemplos que ella dió:

  • El primero ejemplo es el de una mujer cristiana que influyó mucho en su vida, desde que ella era joven en su andar con Dios. Ella la admiraba mucho; esta mujer era paciente, amigable, segura, ayudadora. Ella era una constante fuente de animo, consolación, consejo, afirmación, exhortación, y exaltación del Señor…todo esto usando la Palabra de Dios como su fuente de sabiduría y conocimiento. Era una mujer verdaderamente influyente, usando la Palabra de Dios y su poder para impactar positivamente a muchos.
    Cuando por fin agarra el valor de preguntarle como hacia su devocional, ella le dijo que dividía la lectura de la Biblia de tal forma que la leía ¡4 veces al año!. Pero había algo extra que hacía esta mujer antes de comenzar a leer la Biblia de principio a fin, y era que ella escogía un tema en particular y escribía en su libreta de apuntes sus descubrimientos.Este ejemplo me está ayudando a ver este tiempo no sólo como leer la Biblia en un período corto de tiempo, sino que hacerlo CON PROPOSITO. Buscar un tema en el que yo SE con claridad que necesito la ayuda y dirección de Dios.Tal vez hemos estado luchando con un área en nuestras vidas que no queremos ceder, o en la que caemos continuamente (ejemplo: pereza, mal manejo del tiempo, inmoralidad sexual) o simplemente queremos ser mejores cónyugues, padres, siervos, etc.

Busquemos un tópico en especial y dejemos que Su Palabra cambie nuestra forma de pensar, lo cual cambiará nuestra forma de actuar.

  • En el segundo ejemplo ella cuenta de que su esposo trabajaba en el área de admisión de “El Seminario del Maestro” en California. Una Iglesia en California enviaba estudiante tras estudiante al Seminario. Un día lo llamaron y le dijeron que 12 jóvenes se había apuntado. Su esposo se preguntaba ¿qué está sucediendo en esta Iglesia? ¿Por qué tanto fruto se produce en esta congregación?. El se dió cuenta. El pastor de los jóvenes adultos los había retado a leer 15 capítulos diarios de la Biblia. Eso los llevó a leer la Biblia 4 veces en el año. El exponerse a la verdad de Dios creó en ellos un deseo de conocer más sobre la Biblia. También los motivó y los instruyó a darle a conocer a otros el poder de las Escrituras para que también ellos se enamoraran más de Dios y de Su Palabra.

La verdad es que Dios, por lo menos en mi vida, me confirmó y me animó para llevar a cabo esta lectura. Mi deseo es que al cabo de estos 90 días yo no sea igual.

Mi tópico: “Un corazón y una mente completamente entregados a Dios”

¿Cuál será el tuyo?

“En tus mandamientos meditaré;
Consideraré tus caminos.

Me regocijaré en tus estatutos;
No me olvidaré de tus palabras”

Salmos 119:15-16

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s