Personas de Palabra

foto por nushuz

 

“Vale más la buena fama que las muchas riquezas,
y más que oro y plata, la buena reputación”

Proverbios 22:1

 

El deseo de Dios para la vida de sus hijos es que sean como El—Que cumplan su palabra.

Hoy en día es bien difícil conocer a alguien que sea confiable, es como querer encontrar una aguja en un pajar.  El reto que hay por delante es lograr que nuestra palabra cuente, y tenga un valor superior al del oro, la plata y las piedras preciosas.

 

¿Cuánto vale tu palabra hoy?  ¿Eres alguien que habla verdad o habla mentira?  ¿Cumples todas aquellas cosas que prometes?

 

Miremos lo que dice el Señor Jesucristo…33 “También han oído que se dijo a sus antepasados: ‘No faltes a tu juramento, sino cumple con tus promesas al Señor.’ 34 Pero yo les digo: No juren de ningún modo…37 Cuando ustedes digan ‘sí’, que sea realmente sí; y cuando digan ‘no’, que sea no. Cualquier cosa de más, proviene del maligno.  Mateo 5:33-37

 

Creo que este es uno de los pasajes más retantes que hay, ya que Dios nos esta diciendo que cuando alguien nos dice: “¿Podes ayudarnos con tal y tal cosa?”, no sea necesario decirles: “Te lo prometo que sí” o “Te lo juro que cumplo” o “Sí, sí, no te preocupes que yo lo hago”, sino que las personas sepan que cuando uno dice , es que de verdad es , y que cuando uno dice No es que de verdad es No.

 

El Salmo 15 es uno de los más fascinantes que hay, ya que nos revela lo que Dios desea ver en nuestra conducta.

 

1 ¿Quién, Señor, puede habitar en tu santuario?
¿Quién puede vivir en tu santo monte?
2  Sólo el de conducta intachable,
que practica la justicia
y de corazón dice la verdad;
3  que no calumnia con la lengua,
que no le hace mal a su prójimo
ni le acarrea desgracias a su vecino;
4  que desprecia al que Dios reprueba,
pero honra al que teme al Señor;
que cumple lo prometido
aunque salga perjudicado
;
5  que presta dinero sin ánimo de lucro,
y no acepta sobornos que afecten al inocente.

El que así actúa no caerá jamás.

 

Muchas veces no queremos pagar el precio de cumplir nuestra palabra, y preferimos dar cualquier excusa antes de sufrir o de incomodarnos.

 

Dios espera que nosotras seamos fieles con lo que El nos encomiende, y en aquello que nosotras nos comprometamos—ya sea algo grande o algo pequeño—lo importante es que lo cumplamos.

 

¿Cuándo fue la última vez que Dios te pidió algo y no lo hiciste? o ¿Cuándo fue la última vez que te comprometiste con algo y no lo cumpliste?

 

Lo que a Dios le interesa es nuestro corazón, y desea que seamos personas sinceras y cumplidas, ya que de esa forma le podemos dar la Gloria y la Honra a El. 

 

Podemos empezar a ser fieles en las cosas pequeñas, y así poder ejercitarnos y ser dignas de confianza para llevar a cabo las cosas grandes.  Dios no me dará una gran responsabilidad, si en lo pequeño no estoy siendo fiel.  Jesús, cuando contó la “Parábola de los Talentos” (que basicamente habla de ser fieles con lo que se nos encomienda), cuenta de que el Señor de los siervos le expresó lo siguiente a aquellos que habían hecho su trabajo: “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu Señor”  Mateo 25:23.  ¡¡¡WOW!!! Que super sería si Dios pudiera decir eso de nosotras.

 

La desición es nuestra…

 

 

 1   Que todos nos consideren servidores
de Cristo, encargados de administrar los misterios de Dios.
2   Ahora bien, a los que reciben un encargo se les exige que demuestren ser dignos de confianza.

 1 Corintios 4:1-2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s