Todas tenemos algo que compartir…

Foto por Jessie Castellanos

“La palabra de Cristo habite en abundancia en vosotros. Enseñaos y exhortaos unos a otros con toda sabiduría. Cantad con gracia en vuestros corazones al Señor, con salmos, himnos y cánticos espirituales” Colosenses 3:16

¿Cuándo fue la última vez que le compartiste a alguien lo que Dios te ha estado enseñando? ¿hace poco? ¿no hace mucho? ¿ya ni te acuerdas?

Muchas veces se nos olvida la importancia de estar compartiendo entre nosotras las verdades de nuestro Dios, y de estarnos afianzando en la Fe.

Tal vez no te sientas “capacitada” para hacerlo, o no crees ser lo suficientemente “espiritual” como otras personas que conoces.  Pero Dios no te pide que llenes un sin número de requisitos para hacerlo, pero si hay uno que es muy indispensable…

“La palabra de Cristo habite en abundancia en vosotros…”

Si alguna vez has tenido la buena intención de compartir con alguien pero tu mente está en blanco, es bien probable que la Palabra de Dios no abunda en tu corazón.  A mi me ha pasado muchas veces–tengo toda la buena voluntad de compartir con alguien y de repente me doy cuenta que no tengo qué compartir, y es porque ¡no he pasado tiempo con Aquel que siempre tiene algo que enseñarme!

Así que, te animo a que:

  1. Escribas esa nota, o…
  2. Hagas esa llamada, o…
  3. Te le acerques a una persona…

…y comparte de la abundancia que hay en tu corazón.  Para eso necesitas pasar tiempo en la Palabra y permitirle a Dios que te enseñe a ti primero.

Este es un hábito que quiero implementar en mi día a día, el poder recibir de Dios a diario a través de Su Palabra y luego compartirla con otras personas.

Recuerda…

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarg:uir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”

2 Timoteo 3:16-17

El poder está en el mensaje, no en el mensajero =o)

PD: si conoces a alguien que tiene este buen hábito de estar compartiendo versos bíblicos, te recomiendo que:  1.  se lo agradezcas,  y  2. sigue su buen ejemplo.

_________________________________________________________________________

Anécdota: Hace varios años tuve la oportunidad de viajar a Nueva Jersey y visitar a unos hermanos de la Iglesia, (ellos vivían en Honduras y se mudaron a esa ciudad) para mi sorpresa una de mis amigas todavía tenía una hojita donde le había compartido un verso bíblico muchos años atrás.  Lo sorprendente es que esa hojita sobrevivió el Mitch, (huracán que asotó a Honduras en 1998) la casa de esta familia se les inundó, pero su Biblia y lo que tenía en ella sobrevivieron.

Un camino inolvidable

foto por RichardLowkes

Esta es la nota que le escribí a las personas que se unieron conmigo
en la lectura de la Biblia en 90 días

____________________________________________________________

Una pequeña nota…

Les quiero dar las gracias por apuntarse en este gran reto, porque ha sido de mucho ánimo para mí. ¡Gracias!
Tambien les quiero compartir lo que leí el lunes cuando venía en el avión de regreso a casa, de un libro de Elizabeth George “Following God with all your heart”, y en los primeros capítulos ella toca el tema de la importancia de “leer, meditar y obedecer Su Palabra” (¡muy oportuna!). Lo que me llamó mucho la atención fueron dos ejemplos que ella dió:

  • El primero ejemplo es el de una mujer cristiana que influyó mucho en su vida, desde que ella era joven en su andar con Dios. Ella la admiraba mucho; esta mujer era paciente, amigable, segura, ayudadora. Ella era una constante fuente de animo, consolación, consejo, afirmación, exhortación, y exaltación del Señor…todo esto usando la Palabra de Dios como su fuente de sabiduría y conocimiento. Era una mujer verdaderamente influyente, usando la Palabra de Dios y su poder para impactar positivamente a muchos.
    Cuando por fin agarra el valor de preguntarle como hacia su devocional, ella le dijo que dividía la lectura de la Biblia de tal forma que la leía ¡4 veces al año!. Pero había algo extra que hacía esta mujer antes de comenzar a leer la Biblia de principio a fin, y era que ella escogía un tema en particular y escribía en su libreta de apuntes sus descubrimientos.Este ejemplo me está ayudando a ver este tiempo no sólo como leer la Biblia en un período corto de tiempo, sino que hacerlo CON PROPOSITO. Buscar un tema en el que yo SE con claridad que necesito la ayuda y dirección de Dios.Tal vez hemos estado luchando con un área en nuestras vidas que no queremos ceder, o en la que caemos continuamente (ejemplo: pereza, mal manejo del tiempo, inmoralidad sexual) o simplemente queremos ser mejores cónyugues, padres, siervos, etc.

Busquemos un tópico en especial y dejemos que Su Palabra cambie nuestra forma de pensar, lo cual cambiará nuestra forma de actuar.

  • En el segundo ejemplo ella cuenta de que su esposo trabajaba en el área de admisión de “El Seminario del Maestro” en California. Una Iglesia en California enviaba estudiante tras estudiante al Seminario. Un día lo llamaron y le dijeron que 12 jóvenes se había apuntado. Su esposo se preguntaba ¿qué está sucediendo en esta Iglesia? ¿Por qué tanto fruto se produce en esta congregación?. El se dió cuenta. El pastor de los jóvenes adultos los había retado a leer 15 capítulos diarios de la Biblia. Eso los llevó a leer la Biblia 4 veces en el año. El exponerse a la verdad de Dios creó en ellos un deseo de conocer más sobre la Biblia. También los motivó y los instruyó a darle a conocer a otros el poder de las Escrituras para que también ellos se enamoraran más de Dios y de Su Palabra.

La verdad es que Dios, por lo menos en mi vida, me confirmó y me animó para llevar a cabo esta lectura. Mi deseo es que al cabo de estos 90 días yo no sea igual.

Mi tópico: “Un corazón y una mente completamente entregados a Dios”

¿Cuál será el tuyo?

“En tus mandamientos meditaré;
Consideraré tus caminos.

Me regocijaré en tus estatutos;
No me olvidaré de tus palabras”

Salmos 119:15-16

Plan de Lectura–La Biblia en 90 días

Día 1     Génesis 1:1 al 16:16
Día 2     Génesis 17:1 al 28:19
Día 3     Génesis 28:20 al 40:11
Día 4     Génesis 40:12 al 50:26
Día 5     Exodo 1:1 al 15:18
Día 6     Exodo 15:19 al 28:43
Día 7     Exodo 29:1 al 40:38
Día 8     Levítico 1:1 al 14:32
Día 9     Levítico 14:33 al 26:26
Día 10   Levítico 26:27 a Números 8:14
Día 11    Números 8:15 al 21:7
Día 12   Números 21:8 al 32:19
Día 13   Números 32:20 a Deuteronomia 7:26
Día 14   Deuteronomio 8:1 al 23:11
Día 15   Deuteronomio 23:12 al 34:12
Día 16   Josué 1:1 al 14:15
Día 17  Josué 15: a Jueces 3:27
Día 18   Jueces 3:28 al 15:12
Día 19   Jueces 15:13 a 1 Samuel 2:29
Día 20   1 Samuel 2:30 al 15:35
Día 21   1 Samuel 16:1 al 28:19
Día 22   1 Samuel 28:20 a 2 Samuel 12:10
Dia 23   2 Samuel 12:11 al 22:18
Día 24   2 Samuel 22:19 a 1 Reyes 7:37
Día 25   1 Reyes 7:38 al 16:20
Día 26   1 Reyes 16:21 a 2 Reyes 4:37
Día 27   2 Reyes 4:38 al 15:26
Día 28   2 Reyes 15:27 al 25:30
Día 29   1 Crónicas 1:1 al 9:44
Día 30   1 Crónicas 10:1 al 23:32

Día 31   1 Crónicas 24:1 a 2 Crónicas 7:10
Día 32   2 Crónicas 7:11 al 23:15
Día 33   2 Crónicas 23:16 al 35:15
Día 34   2 Crónicas 35:16 a Esdras 10:44
Día 35   Nehemías 1:1 al 13:14
Día 36   Nehemías 13:15 a Job 7:21
Día 37   Job 8:1 al 24:25
Día 38   Job 25:1 al 41:34
Día 39   Job 42:1 a Salmos 24:10
Día 40   Salmos 25:1 al 45:14
Día 41   Salmos 45:15 al 69:21
Día 42   Salmos 69:22 al 89:13
Día 43   Salmos 89:14 al 108:13
Día 44   Salmos 109:1 al 134:3´
Día 45   Salmos 135:1 a Proverbios 6:35
Día 46   Proverbios 7:1 al 20:21
Día 47   Proverbios 20:22 a Eclesiastés 2:26
Día 48   Eclesiastés 3:1 Cantar de los Cantares 8:14
Día 49   Isaías 1:1 al 13:22
Día 50   Isaías 14:1 al 28:29
Día 51   Isaías 29:1 al 41:18
Día 52   Isaías 41:19 al 52:12
Día 53   Isaías 52:13 al 66:18
Día 54   Isaías 66:19 a Jeremías 10:13
Día 55   Jeremías 10:14 al 23:8
Día 56   Jeremías 23:9 al 33:22
Día 57   Jeremías 33:23 al 47:7
Día 58   Jeremías 48:1 a Lamentaciones 1:22
Día 59   Lamentaciones 2:1 a Ezequiel 12:20
Día 60   Ezequiel 12:21 al 23:39

Día 61   Ezequiel 23:40 al 35:15
Día 62   Ezequiel 36:1 al 47:12
Día 63   Ezequiel 47:13 a Daniel 8:27
Día 64   Daniel 9:1 a Oseas 13:6
Día 65   Oseas 13:7 a Amós 9:10
Día 66   Amós 9:11 a Nahum 3:19
Día 67   Habacuc 1:11 a Zacarías 10:12
Día 68   Zacarías 11:1 a Mateo 4:25
Día 69   Mateo 5:1 al 15:39
Día 70   Mateo 16:1 al 26:56
Día 71   Mateo 26:57 a Marcos 9:13
Día 72   Marcos 9:14 a Lucas 1:80
Día 73   Lucas 2:1 al  9:62
Día 74   Lucas 10:1 al 20:19
Día 75   Lucas 20:20 a Juan 5:47
Día 76   Juan 6:1 al 15:17
Día 77   Juan 15:18 a Hechos 6:7
Día 78   Hechos 6:8 al 16:37
Día 79    Hechos 16:38 al 28:16
Día 80    Hechos 28:17 a Romanos 14:23
Día 81   Romanos 15:1 a 1 Corintios 14:40
Día 82   1 Corintios 15:1 a Gálatas 3:25
Día 83   Gálatas 3:26 a Colosenses 4:18
Día 84   1 Tesalonisenses 1:1 a Filemón 25
Día 85   Hebreos 1:1 a Santiago 3:12
Día 86   Santiago 3:13 a 3ra de Juan 14
Día 87   Judas 1 a Apocalipsis 17:18
Día 88   Apocalipsis 18:1 al 22:21